lunes, 7 de diciembre de 2009

Visca la farra

Estamos perdiendo el norte. Pase que nos de bastante grima ver a un setentón como Berlusconi empinar el codo y achuchar fulanas en una villa italiana. No sólo porque sus arrugas deben esconder algún pito desnudo, si no porque huele a chanchullo político que tira para atrás, sólo superable en el hipotético caso de que el honorable Camps gobernase Las Vegas. Sin embargo, que la prensa deportiva y los fanáticos del deporte ataquen a Joan Laporta (al que algún inculto y atrevido locutor de esos que pronuncian con f las v en holandés llama Juan La Puerta) ataquen al presidente del Barça por salir en una foto con un puro, unas copas de más y alguna que otra señorita cerca me parece repugnante.
Es decir, si usted tiene animadversión contra los nacionalismos y la senyera le provoca sarpullidos, me parece bien que critique al aura independentista del presidente del FC. Barcelona. No obstante, no creo que sea justificable el empleo barriobajero de unas imágenes para vengarse en nombre de Don Pelayo y del Apostol Santiago de un concepción distinta, ni mejor ni peor, de este nuestro bien amado país. Vamos, que yo no me caso con Joan Laporta (para cuya pronunciación algunos progres matritenses engolarán la voz como si hubieran nacido en el mismo Cadaqués) pero que desde esas fotos le respeto mucho más. Por mi parte os pongo en sobreaviso, si alguna vez me convierto en un forrado, dios no lo quiera, trataré de gastar en farra todo y cuanto pase por mis manos. Mujeres, bebida, juego y gloria serán mis motivaciones, si de paso con eso cabreo como una mona a los talibanes de la prensa deportiva, oye, mejor que mejor.

3 comentarios:

  1. Cuanta razón tienes, que viva la farra!

    ResponderEliminar
  2. Ay! Yo lo haría casi igual que tú pero cambiando las mujeres por hombres (y quizá la bebida por gusanitos), pero el resto igual!!
    Yo puedo llegar a entender la posición de los periodistas en este caso. Cuando alguien te parece repugnante, todo lo que hace, y más si son excesos, te parece igualmente repugnante... no se puede evitar. El tema de que tendrían que ser objetivos y tal... es otra historia.
    PD: He tenido que buscar matritense (no tenía ni idea de que hubiera otro gentilicio aceptado), engolar (aunque esta me la imaginaba) y Cadaqués (incultura general). Gracias!!

    ResponderEliminar