jueves, 8 de abril de 2010

El (tibio) regreso

A petición popular y ante las hordas de mensajes amenazantes que pueblan mi húerfano de carantoñas mail me he decidido a volver a la escritura. Desde que os abandoné a vuestra querida suerte, amados hijos del tedio, España ha dado diez vueltas en su tumba para quedarse de nuevo mirando hacia arriba. No temáis, yo todavía no he muerto de asco, he pasado estos meses tratando de encauzar un plan que acabe con la vida musical de Daniel Diges, el enésimo plan del ente público por regular las deposiciones intestinales de los españoles.
Aunque hay que reconocerlo, y al César lo que es del César, ésta especie de Bisbal comprada para la ocasión en los chinos de la esquina tiene el mejor estribillo bivocálico desde que Bunbury bajara miles de bragas patrias con sus uououoooooo. Ah Daniel Diges, nuestro representante en Eurovisión. Ya lo veo aular a los pies de una virgen, bailar con su rostro asexuado en las galas de Murcia que hermosa eres y camelar a las viejas de las verbenas más recónditas mientras su algo pequeñito, la mayor contrapropaganda contra el Jess Extender, anega nuestra pantalla.
Si al final tendrá razón Al Gore (no seas Algorero, gracieta de regalo) y el cambio climático ha llegado ya. Los efectos son inminentes y devastadores. En España, por ejemplo, hemos cambiado al gran Luis Ciges por el mequetrefe de Diges. Por mucho que me lo pinten de oro no veo yo a Diges diciendo aquello de "Ya hijo pero es que un hombre en la cama siempre es un hombre en la cama".

2 comentarios:

  1. Si bien la entrada es "algo pequeñita" se agradece enormemente el titánico esfuerzo que te debe suponer actualizar el blog, crack!
    recibe un abrazo fuerte y violento!

    ResponderEliminar
  2. Es curioso cómo TVE se hace la propaganda y la contrapropaganda (ellos ya no pueden anunciarse, "probres míos"), pero DD (Dan Defensor de las canciones más rancias e inofensivas) se está hundiendo en el barro. Es un plan maquiavélico para autodestruirse: primero fue interpretar a un tal Gato en una serie innombrable con un reparto de jóvenes promesas que ahora siguen siendo promesas...y ahora esto.
    He dicho, constructo de ladrillos.
    Un abrazo enorme!!!!

    ResponderEliminar