jueves, 11 de noviembre de 2010

Recursos

De pequeños utilizamos recursos cursis para tratar de recordar la lección del colegio o aprendernos de carrerilla las alineaciones de nuestros equipos favoritos. Los matemáticos prolongan esta etapa al estudio de su ciencia. Así , \int_a^b u dv =  uv - \int_a^b v du,una de las fórmulas que se utiliza como método de integración, se traduce como Sentado un día vi a un valiente soldado vestido de uniforme. Tal vez, el músico Andrés Calamaro utilizó esta táctica para recordar todas las canciones de "El Salmón". Sea como fuere probablemente los cantantes tengan sus truquillos listos para recordar todo el repertorio de una orquesta de verano.
Para mí es un misterio saber como Nadiezhda, la mujer del poeta Ossip Madelstam, fallecido de camino al confinamiento en Vladivostok, memorizó la mayor parte del poemario de su marido para poder transcribirlo desde un campo de concentración siberiano hasta más allá de la censura soviética. Dicho lo cual, esto no es una gran proeza si se compara con los concursos de memoria en los que los participantes deben recordar el mayor número posible de decimales del número pi. A pesar de su dudoso interés pragmático, el actual poseedor del record, un colombiano residente en Bruente y que logró escribir en 625 folios más de 150.000 decimales, respasó entre 100 y 150 veces al día la cifra para ganarse el sobrenombre de "computadora humana". (nunca he terminado de entender por qué la humanidad trata primero de crear las máquinas y después de asemejarse a ellas).
Tal vez es cosa mía, pero si uno atiende a las portadas de los periódicos y lee cosas como GAL, Sahara o Tregua de ETA, sólo puede pensar que el mundo es una inmensa gran regla nemotécnica que periódicamente repite sus problemas para memorizarlos. Es una verdadera lástima que en esto nuestro país no sea un alumno aventajado.

2 comentarios:

  1. "Un día vi una vaca menos flaca vestida de uniforme"

    ResponderEliminar
  2. Estoy haciendo un videomontaje sobre eso. Quizás te gustaría...
    Elena.

    ResponderEliminar