martes, 14 de diciembre de 2010

EstudiosGrandMother

Mi abuela es una entrañable mujer de 85 años que obliga a su nieto a llamarla "abuelita" por más que éste mida un metro ochenta y calcé un 46. Contarle que he dejado el trabajo me ayudó mucho. Sus amplios conocimientos sobre el mercado televisivo y su escasa virtud para morderse la lengua fue mejor que haber contratado un psicoanalista argentino.
En primer lugar, ella lo tiene claro, quiere que ahora trabaje en Antena 3 . Puntos a favor: "en Telecinco son todos unos monfloras (sinónimo nada cariñoso de la palabra homosexual)". El segundo argumento que esgrimió fue Gran Hermano, no por el reallity en si, si no porque los concursantes son "unos cochinos". Apuntaló en sus convicciones que "hoy en día son peores las mujeres que los hombres". No dijo nada de Viceversa porque aseguró que "aun no ha salido ninguno en el programa".
Ahora bien, me advirtió que no se me subiera el pavo a la cabeza. "Cuidao con lo que haces, nene", porque si hay tres cosas que no le gustan nada a mi abuela que haga en la vida son: drogarme , salir por la noche a oscuras y meterme con Isabel Pantoja (no por ese orden).
Estaba apuntando yo su doctrina en mi cerebro cuando en la tele irrumpió Rubalcaba ("Hay un hombre en España que lo hace todo", cantan los Astrud) para hablar de la huelga de controladores aéreos. "Jajaja, que lo hagan con su pichina", espetó. Insólito, la buena mujer no es defensora de la militarización de los controladores, qué va, ella prefiere de la genitalización de su trabajo.
Así las cosas, mi abuela, que es a hilar temas lo que Messi al gol, me habló de la verdadera huelga del mes: Kiko Hernández, el colaborador de Sálvame, no había merendado para reivindicar su derecho a participar en Eurosvisión. Por lo visto, es un desastre del copón que el Ente Público (siempre quise decirlo) no deje al ex-gran hermano cantar a ritmo de bachata. "Que arrós caldoso más lindo tienen, no dejarle participar al muchacho". Y de verdad que lo sentía la mujer. Le pregunté por qué le afectaba tanto y me contestó que aunque a mi no me gusten esos programas "que sepas que la 5 supera en audiencia a la 3 en todos los horarios, además yo quiero que te hagas maestro como tú padre". Me fuí de allí sin saber si mi abuela prefiere que trabaje en una o en otra cadena pero con la clara convicción de que ya no la llamaré nunca más abuelita, si no EGM.

1 comentario:

  1. Son geniales estos artículos sobre la tele y tu abuela

    ResponderEliminar